4 cosas que no puedes hacer con Google Search Console y si con SpreadSheet

4 cosas que no puedes hacer con Google Search Console y si con SpreadSheet

Al trabajar el SEO de una página web Google Search Console resulta una herramienta fundamental de la que podemos extraer mucha información, especialmente desde que adoptó este nombre y renovó su interfaz, abandonando la antigua denominación de Google Webmaster Tools. Sin embargo, la web de GSC limita bastante la forma en que podemos obtener la información que queremos, lo que a veces puede ser un poco frustrante, puesto que sabemos que la información está ahí, pero resulta difícil extraerla. Sin embargo, con la ayuda de un complemento para Spreadsheet, la hoja de cálculo de Google, vamos a poder superar fácilmente algunas de esas limitaciones. Veamos cómo. Lo primero que tenemos que hacer es instalar el complemento, así que creamos una nueva hoja de cálculo en blanco y en el menú Complementos seleccionamos Obtener complementos… En la galería de complementos buscamos Search Analytics for Sheets e instalamos el complemento de este nombre, aceptando los permisos que nos solicita. Para que podamos hacer las consultas debemos autorizar el complemento en Google Search Console. Basta con que vayamos al menú Complementos -> Search Analytics for Search -> Open Sidebar y aparecerá una barra a la derecha con el botón de autorización. Al pulsarlo se solicitará permiso en la cuenta de Search Console y una vez concedido ya podremos empezar a extraer datos. 1 – Obtener más de 1.000 keywords Uno de los límites que nos encontramos es que desde la web de Google Search Console solo podemos consultar un máximo de 1.000 keywords, o consultas, que nos aportan visitas. Sin embargo consultando a través de la API con este complemento podremos ampliar...
No, Google no exige que tu web sea responsive

No, Google no exige que tu web sea responsive

En las últimas semanas no hacen más que aparecer titulares un tanto sensacionalistas afirmando que “tu web desaparecerá de los resultados de búsqueda si no es responsive”. Pero es completamente falso. Y eso no quiere decir que no crea que hoy en día la mejor opción para una web es un diseño adaptativo o responsive, pues de ese modo una sola web está perfectamente adaptada a cualquier tamaño de pantalla, mientras que otras soluciones pasan por duplicar la infraestructura y hacer dos páginas, una para pantallas grandes y otra para pequeñas, dejándonos por medio, además, multitud de opciones intermedias. Pero a lo que vamos: ¿va a penalizar Google a las webs que no sean responsive? Pues si lo va a hacer no es eso lo que ha dicho. En realidad todo viene de una mala interpretación de un artículo publicado el día 26 de febrero en el Webmasters central blog. En este artículo Google informa de que a partir del día 21 de abril uno de los signos usados (entre cientos) para posicionar una página en los resultados de búsqueda, será si la web está (o no) adaptada para móviles. Y el artículo remite a una guía para desarrolladores, en la que se explica cómo adaptar una web para móviles. Si en esta guía nos vamos al apartado 3.3 vemos que Google nos dice, en titulares, que “La plantilla, el tema o el diseño para móviles debe ser consistente en todos los dispositivos (es decir, uso de diseño web adaptable)”, pero leyendo el texto, también encontramos que “Google recomienda (pero no requiere) utilizar diseño web adaptable antes que otros...